¿Refundar el capitalismo?

Leo en la prensa que “La UE anuncia un acuerdo para “refundar el capitalismo“.

¿Cómo se come éso?

Para tratar de explicar el titular, lo primero que tenemos que buscar son las implicaciones del concepto “capitalismo”:

Quienes crean o adquieren capital permanecen como sus propietarios (capitalistas) durante el proceso de producción, la acumulación de capital es el eje central de la vida económica, y tanto el interés como la renta del capital predominan económicamente como trabajo acumulado por encima del trabajo a destajo.

Partiendo de esas premisas, de las que han surgido después doctrinas tan arriesgadas como el liberalismo económico que propugna la derecha española, cuando se plantean “refundar el capitalismo”, ¿a qué se refieren?

¿Los capitalistas dejarán de ser los propietarios del capital en detrimento de Estados, Cooperativas de Trabajadores, Estamentos Supraestatales…?

¿La acumulación del capital dejará de ser el eje central de la vida económica (y por ende de la vida social, cultural, educativa, sanitaria etc…)?

¿El trabajo será más importante que el capital, poniendo a los medios de producción por encima de los propietarios de esos medios de producción?

Quede dicho de antemano que a nadie se le ocurre pensar que la economía de mercado, basada en el consumo, se vaya a desmoronar. Podrán haber momentos de mayor repunte del consumo, o momentos en los que se vea mermada la capacidad de gasto de los individuos, empresas e instituciones, pero tenemos montado un chiringuito que, como no caiga una bomba nuclear y nos quedemos con taparrabos, es imposible de desmontar.

A lo que creo que se refieren nuestros líderes europeos es a la siguiente estrategia:
reformar el capitalismo mediante la regulación estatal o supraestatal y la creación de programas y organizaciones patrocinados por el estado para aliviar o quitar las injusticias inflingidas por el sistema capitalista y de mercado.

Eso, muy señores míos, se llama SOCIALDEMOCRACIA.

Si Bernstein levantara la cabeza…

Anuncios

6 pensamientos en “¿Refundar el capitalismo?

  1. No hombre, el capitalismo requiere de continuo crecimiento para poder subsistir. Lo que tienen de es a concentrarse y centralizarse, pero la cuestión estatal no es nueva. El hecho de que los empresarios quieran una total desaregulación del mercado (anarquia del capital) no significa que se sientan encantados de que los rescate cuando las cosas vajn mal. Estado y capital son, en este contexto (el capitalismo) todo uno (el comité central de la burguesía). Lo que tu llamas SOCIALDEMOCRACIA no es otra cosa que una coyuntura dentro del sistema, que, en el contexto de la Guerra Fria y con un sistema alternativo enfrente (por deformado y burocratizado que estuviera), suponía un tapón contra las reclamaciones, en algunos casos revolucionarias, de la clase obrera europea. El capital funciona asi y no hay regulación posible con mercado. Ya le caneó Rosa a Eduard. Salut.

  2. Varios apuntes históricos, la socialdemocracia surgió a finales del siglo XIX, y no en el contexto de la Guerra Fría.

    Su condición marxista difiere del comunismo o el socialismo revolucionario exactamente en ese concepto, la revolución. Desde la socialdemocracia se piensa que la transformación de la sociedad va a ser más duradera y fuerte educando al sistema y al ciudadano, haciéndole ver que el capitalismo (ya implantado en ese momento) puede ser variado “desde dentro”.

    La socialdemocracia ha trabajado siempre para conseguir la aceptación del estado para intervenir en la política económica y la regulación del mercado, al mismo tiempo que a través de la política fiscal se sostienen importantes programas sociales.

    Y éso, cuando caen chuzos de punta, es lo que están recomendando todos los economistas.

    Un saludo

  3. Hola Jaime.

    Resumiendo mucho te diré que creo que el concepto que usas de socialdemocrcia ha sido deformado por los que desde la izquierda política defienden la pervivencia del capitalismo.
    No se puede hablar de capitalismo con rostro humano, y lo que se puede hacer aun menos es hablar de capitalismo con rostro humano cuando se ha participado en la liquidación progresiva de elementos reguladores de la economía.
    Los que se definen como socialdemócratas son tan responsables de la crisis económica como los neoconservadores de la Escuela de Chicago.
    Ser socialdemócrata lleva aparejado la superación progresiva del capitalismo.

    ¿Los partidos socialdemócratas creen que buscan el fin del sistema capitalista?

    Actualemente están siendo los primeros interesados en que este sistema no se vaya al garete.

    Conclusión:

    Los socialdemócratas dicen que son socialdemócratas pero en la práctica no están interesados en el desarrollo de medidas claras y tangibles que ayuden a avanzar en el camino del socialismo.

    Gracias por dejarme participar en tu foro.

    Un fuerte abrazo.

    César Vilar.

  4. Hola César,

    comprenderás que, con un sistema económico y social establecido desde hace 200 años, el cambio social se hace o muy poco a poco o de forma revolucionaria.

    La experiencia nos dicta que los cambios revolucionarios son efímeros, violentos y llevan aparejadas muchas situaciones poco deseables para el buen funcionamiento de una sociedad.

    En el caso que nos ocupa, como bien dicen los chinos cuando escriben (crisis: meiji, concepto en el que juntan “peligro” y “oportunidad”), tenemos ahora la posibilidad de cambiar definitivamente las reglas del juego, volviendo a la intervención estatal estricta, controlando el ámbito financiero que, en última instancia controla los medios de producción.

    Regulando el sistema financiero llegamos a la concepción marxista de regular los medios y el modo de producción. Por éso es importante que ahora hagamos fuerza todos para que los gobiernos socialdemócratas (pocos) que quedan en un mundo dominado por el ultraliberalismo impongan un modelo que permita una redistribución de la renta tal que mejore la calidad de vida a nivel global.

    Sabes que pienso que hay más puntos que nos unen que los que nos separan. Llegar al socialismo y que éste se quede es una cuestión de grados. Hay que ir poco a poco consolidando los logros, haciendo que el sistema capitalista, agotado pero poderoso, vaya siendo moldeado hasta llegar a otro sistema económico, más igualitario y justo.

    Un saludo.

  5. Hola Jaime:

    Muy interesante tu análisis.

    El problema es que yo parto de una concepción un tanto “negativa” del actual proceso de acumulación capitalista en todo el planeta.

    Tú hablas de que con la introducción de mecanismos de corrección se puede ir poco a poc avanzando en un cambio de modelo desde el interior del mismo.

    La historia nos dice que los GRANDES cambios se han hecho al compás de grandes revoluciones organizadas a través de un partido o vanguardia organizada, por cierto, y en eso tienes razón, muy violentas.
    Pero claro el capitalismo también se manifiesta de forma violenta con las consecuencias en forma de hambre y marginación para el 75% de la humanidad.

    Para acabar te diré que el hundimiento del socialismo real en el Este de Europa no invalida para nada la ideología general del socialismo.
    No caigamos en la propaganda demagógica pro-Escuela de Chicago denostando el socialismo, ya que con esta estaremos apuntalando el liberalismo y la injusticia social.

    Un cordial saludo señor concejal:-)

    César Vilar.

  6. Entre tú y yo, las repúblicas comunistas del Este de Europa demostraron la perversión de todo modelo económico y social en el momento en que las estructuras se convierten en inamovibles.

    Tanto en la Unión Soviética como en el resto de países ex-comunistas se partía de una situación traumática (una Revolución o una Guerra a escala planetaria en la que habían sufrido una represión feroz). Este punto de partida resultó ser una base muy endeble para perdurar y, en el momento en que una de ellas “sucumbió” al aperturismo de la Glasnost y de la Perestroika, el movimiento pendular que, lamentablemente, guía muchas veces la economía y la sociedad humana en general, lanzó a estas repúblicas a los brazos de una sociedad de mercado en la peor de sus formas, siendo ahora mismo la mayor parte de sus gobiernos gobiernos de ultraderecha neoliberal.

    ¿La culpa? Un poco de todos. Por una parte, de una nomenklatura y un partido que prefirió perpetuarse a sí mismo que asegurar las conquistas económicas realizadas. Un modelo que consiguió que la economía planificada desde el Estado fuera una realidad pero sucumbió a las pretensiones de una conciencia planificada, coartando la libertad de sus ciudadanos. Y por último, un modelo que no supo adaptarse a un mundo cada vez más pequeño y en el que la información, afortunadamente, fluye libre e inmediata.

    Por éso te digo que el fracaso del modelo comunista no fue un fracaso económico, que también aunque en menor medida, sino que fue un fracaso social. En el caso del capitalismo, el fracaso no es social, puesto que está aceptado y compartido por el 95% de la población, sino que se está demostrando como un fracaso económico. La solución vendrá dada por la asunción de un modelo mixto, una NEP de nuevo cuño cuyo paso previo, entre nosotros, es la Socialdemocracia (en cualquiera de sus grados).

    Por supuesto esto es solo una opinión, y doctores tiene la economía para demostrarnos a ambos que estamos radicalmente equivocados.

    Saludines.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s