Afortunadamente

Afortunadamente el discurso fascista de justificación de la masacre de Gaza está siendo silenciado por el relato de la realidad de un genocidio. Así no podrán engañar a los incautos y los crédulos.

Afortunadamente, la conciencia de los ciudadanos está saliendo a la calle y a los medios para expresar su condena absoluta a los miserables que aprietan el gatillo y a los miserables que justifican las matanzas.

Afortunadamente, en días como hoy, se leen cartas al director en el periódico como éstas:

Paz para Palestina

No hay caminos para la paz, la paz es el camino. Las palabras de Gandhi están de nuevo en vigor ante el horror «televisado» del drama palestino que trasmiten en vivo y en directo la televisión. La arrogancia y la confianza en la supremacía militar y económica de un pueblo, en este caso el judío, parece que les hace olvidar su reciente holocausto exterminador. El injustificable argumento de defenderse de los ataques de Hamás, bombardeando con aviones, helicópteros, indiscriminadas bombas de racimo, (¿qué país se las vendió?), aviones no tripulados… y todo un arsenal de la muerte de alta tecnología, nos hace pensar si la raza humana evoluciona hacia atrás. Me pregunto si para contestar a los ataques de ETA, se bombardeara el País Vasco ¿qué diríamos? La indigna Unión Europea, olvidándose de su pasado en la defensa de los derechos humanos, interpreta su hipócrita obra, de cara a la galería electoral, y la ONU nos demuestra quien manda en el mundo. La sangre de inocentes no es suficiente para movilizar los resortes del poder, las cuentas no salen, los intereses mandan. Sólo queda tener esperanza en los generosos corazones de personas anónimas que salen a la calle pidiendo paz y justicia.
José Llamas Quevedo

Afortunadamente, a Zapatero se le oyen frases como ésta:

El Gobierno español ha sido tajante en su condena, y hoy quiero reiterar mi enérgico rechazo, tanto de unas conductas irresponsables y provocadoras de ruptura de la tregua como de las reacciones absolutamente desproporcionadas y contrarias al derecho internacional humanitario. Unas y otras sólo conseguirán sumir a la región y a los pueblos que la habitan de nuevo en la desesperanza y en la frustración.

Debemos reafirmar el principio irrenunciable de que la población no puede ser tomada como rehén de los conflictos políticos.

Afortunadamente.

Anuncios

Un pensamiento en “Afortunadamente

  1. Pingback: Gaza: la blogosfera es un clamor « 14 de abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s