La Comunidad de Madrid, ¿la T.I.A.?

Estos últimos dos días he leído en El País que la Comunidad de Madrid tiene su propio servicio secreto, compuesto por ex-agentes de la policía y de la guardia civil. Muy secreto no será si ha salido ya en todos los medios de comunicación.

Demuestra, en primer lugar, la poca consideración que tienen desde la Comunidad de Madrid hacia los fondos públicos, pues este tipo de servicios no son precisamente baratos.

Se dice que han seguido a cargos socialistas y al vicealcalde de Madrid del PP gallardonista porque los consideran “sospechosos”. Hay pruebas de ese seguimiento. No está mal. Si eres tomado como “sospechoso” te siguen y te controlan, y además dan informes a sus superiores, sean quienes sean, que eso ya lo demostrará la investigación pertinente, esta vez oficial. Con esto lo que están haciendo es vulnerar el derecho a la privacidad que otorga nuestra Constitución.

Es curioso que este caso salte desde una Comunidad gobernada con mano de hierro por la facción más dura del partido que se ha erigido como “defensor de la Constitución”. Si hubieramos sido los socialistas los que hubiéramos cometido tamaña desfachatez, se hubiera pedido el cese inminente del o la responsable último/a de la institución, pues tal vulneración solo se ha visto en regímenes totalitarios como el nazi, el estalinista, el franquista y demás purria que se han sufrido en el siglo XX.

A lo que me iba a referir es que los maravillosos gestores del PP por toda la geografía estatal están dando muestras de agotamiento, inepcia y mala fe a partes iguales, resultándome increíble que consigan mayorías absolutas en lugares tan emblemáticos como la Comunidad Valenciana, Murcia o Madrid.

Aunque ya dieron muestras de organizar el CESID como si fuera la T.I.A. de Mortadelo y Filemón, al asegurar con sus informaciones que había armas de destrucción masiva, dando pábulo y cobertura al genocida de George Bush, apoyando en informes de “inteligencia” el ataque e invasión de Iraq. Ahora no sé muy bien qué pruebas quiere recoger este servicio secreto, pero tengamos en cuenta que la fiabilidad que puede tener este tipo de informes, hechos por mercenarios a sueldo de algún cargo público con delirios de grandeza que se extralimita en sus funciones, puede ser tendiente a cero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s