El Parany

Como sabréis, en la finca que la mujer de Serafín Castellano paga a medias con la dueña de la empresa a la que otorga contratas “y aquí no pasa nada” según ha dicho el mismo Conseller, hay instalado un parany, un método de caza masivo y no selectivo que mata y daña irreparablemente el plumaje de miles de aves en la Comunidad Valenciana al año.

Se utilizaba (utiliza para algunos) para tordos y fue prohibida por diferentes sentencias de tribunales diversos durante el año 2005 o 2006.

Aparte de esa apreciación cinegética, palabra que se ha puesto de moda entre los peperos para intentar desesperadamente salvar los muebles ante toda una “redada” en Madrid y en Valencia, hoy Anticorrupción ha confirmado que Camps parece que está presuntamente implicado en la presunta ramificación valenciana de la Operación “Gürtel”, por haber presuntamente aceptado una presunta dádiva de una presunta empresa presuntamente beneficiada por el Consell que él presuntamente preside consistente en 30.000 euros en trajes.

¿Cómo podemos tomarnos esto?

Bueno, habría que preguntar primero la cantidad de trajes que son. No es lo mismo que con esos 30.000 eurazos se hayan pagado 500 trajes que 30.

Lo segundo que habría que preguntar es qué se habría hecho con esos trajes. No es lo mismo que se los hubiera quedado él que los hubiera repartido entre sus afines. Si los hubiera repartido, con 500 le hubiera dado para repartir desde a su Conseller de Gobernación para ir a cazar pajaritos ilegalmente hasta a los cargos de confianza de Ripoll en Diputación.

El caso es que está muy feo. Sea verdad o no. Puesto que es algo tan creíble, conociendo la forma de actuar de determinados responsables políticos que el mero hecho de que se esté investigando le confiere cierta verosimilitud, máxime cuando Gallardón ha confirmado que en su Ayuntamiento se modificaron a posteriori las valoraciones técnicas de manera fraudulenta para otorgar una contrata a una de las empresas implicadas en la trama.

Esta confirmación de Gallardón, que parece ser el gran beneficiado de toda esta investigación que empezó con una denuncia de un ex-concejal del PP, hace que los pocos palos que le quedaban en el sombrajo a Espíeranza Aguirre se le tambaleen (algo que resulta muy beneficioso para sus aspiraciones políticas internas) y que siembre de una “duda razonable” las todavía indemostradas conexiones de Camps con la corrupción masiva que campea en las filas del PP.

En definitiva, podría ser que Gallardón o alguien de su entorno hubiera montado el parany para cazar a la Aguirre y que, por lo indiscriminado del método de caza, al que al final acaben cazando sea al “pajaro” de Camps.

Pero personalmente preferiría que echaran a patadas en el culo vía urnas a la panda de incompetentes que tiene el PP con las posaderas bien asentadas en el Consell que todo este lío de papeles, espías y corruptelas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s