121.000 euros en trajes

Parece que el “ratito largo” de Don Paco va a ser más largo de lo que se esperaba.

A las maravillosas transcripciones de grabaciones telefónicas recogidas el otro día por El País y que, no sé a vosotros, pero me dieron una dentera monumental, se une hoy la noticia de que la Agencia Tributaria, a instancias del Juez Garzón, ha localizado la declaración de el “Amiguito Bigotes” al fisco de 121.000 eurazos en trajes facturados a Milano y a Forever Young, dos empresas que deberían tener en la puerta el “reservado el derecho de admisión” puesto que a partir de ahora van a estar asociadas a la “íntima relación” que tenía uno del Opus con un tío con bigote. Y ya sabemos la mala fama que da este tipo de relaciones a los pastosos de la derecha.

El caso es que esta bonita relación, una relación amorosa y consentida, fue bidireccional, puesto que mientras uno ampliaba su fondo de armario, el otro engordaba su cuenta corriente en muchos millones de euros facturados a la Generalitat Valenciana, a la Agencia de Turismo y al PPCV, auténticos próceres de las empresas recién constituidas. Por amiguetes del alma, eso si.

Curiosamente, y con la que les está cayendo sin paraguas, el Partido Popular organiza un sarao el pasado fin de semana en Alicante en el que, atención, por 25 míseros euros por barba alquilan IFA, montan un pedazo de escenario que no cabía en la foto con gran angular que publicó el Información, 5 pantallas gigantes y una megafonía que haría temblar de emoción a los ruidosos Deep Purple. Invitan a uno de los supuestos beneficiados por el buen gusto en el vestir del “amiguito del alma” y, qué casualidad, el centro de todas las miradas no resulta ser Don Paco porque no aparece, como lleva sucediendo en los últimos meses.

Un presidente ausente, más preocupado en su fondo de armario y en buscar los tickets de compra del Mercadona, como su predecesor cuando era ministro, que de gobernar.

Una Comunidad Autónoma en el mayor de los desastres económicos posibles por una gestión de década y media que nos ha dejado a los valencianos sin tejido industrial competitivo e hipotecados hasta las orejas.

Un Canal 9 en manos de censores al más puro estilo franquista, que ponen el ladrillo tapando la pantalla cada vez que va a aparecer una escena de beso con bigote.

Y un Partido Popular de la Comunidad Valenciana que corre como pollo sin cabeza intentando resguardarse de los chuzos de punta y justificarse ante su propia incrédula militancia, que se está hartando de tanta choricería y lucha interna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s