Repercusiones

En una comparecencia que daba vergüenza ajena, Camps dimitió apelando a su “sacrificio” (inducido, al parecer) y llamándonos “necios” y “miserables” a todos aquellos que no hemos comulgado con ruedas de molino ni hemos transigido con su desgobierno, prepotencia y mentiras continuadas.

La comparecencia de ayer es un resumen de lo que han sido los últimos años en el PPCV: una sarta de despropósitos, de manipulación, de censura (las imágenes de ayer de cómo no dejan emitir a http://www.lasprovincias.es son toda una metáfora de la gestión del PP) y, sobre todo, de lloriqueos.

Y llorando por dentro supongo que estarán aquellos a los que ha dejado con dos palmos de narices, entre ellos al nuevo alcalde y a los votantes del Partido Popular de Sant Joan, a los que prometió, escribiendo en una barra de hielo como ha hecho durante todo su mandato, una lista de mentiras que la mayoría de la población de nuestro pueblo sabíamos que no cumpliría.

Ahora tenemos la certeza de que no las cumplirá.

Anuncios

3 pensamientos en “Repercusiones

  1. España en general es un buen país, rentable incluso si se sabe explotar. Lo que ocurre es que históricamente no hemos tenido buenos políticos,hablo de los que llegan arriba, porque creo hay muchos buenos que se quedan en el camino.Y esto es en mi opinión el “déficit” que tenemos en la sociedad,en comparación a otros países, además aquí la democracia esta “atada” y el bloqueo se nota.Esperemos seguir avanzando

  2. Se cuentan por docenas las oportunidades perdidas en los últimos años para hacer del País Valencià una referencia para el resto del Estado. Partíamos de una situación inmejorable, con un activo enorme como es el turismo y con unos sectores primario y secundario con unas potencialidades increíbles (sector azulejero, automoción, agricultura y pesca, juguetes, textil, zapatos etc…). La lástima es que, además, hemos tenido una clase empresarial y, por norma general aunque hay excepciones, unos políticos de cortas miras que han preferido el espejismo de la bonanza ladrillista a hacer proyectos a medio y largo plazo.
    Ahora no se trata de “crear empleo” a corto plazo basándonos en el urbanismo y los servicios turísticos, como parecen plantear las propuestas del PP para pueblos y ciudades e incluso para el conjunto de la Comunidad, sino hacer que ese empleo y esa riqueza sea “para siempre” y “de calidad”. Y para ello hay que pensar más allá de los 4 años que suponen un mandato local o una legislatura y no dejar todo en manos privadas.
    Esperemos que la dimisión del más nefasto personaje que ha dado la política valenciana haga reconducir radicalmente las políticas económicas, culturales y sociales que tan degradadas han acabado con el gobierno desnortado de Camps. Aunque, si te he de ser sincero, no apostaría a que esto va a pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s