Frases y frases

En Sant Joan se ha realizado una acción por parte del Ayuntamiento enmarcada en el movimiento “acción poética”. Ésta ha consistido en pintar, en diferentes superficies, una serie de frases.

Voy a dejar a un lado la idoneidad o no de las frases escogidas por los participantes de la iniciativa («Con los ojos cerrados y los sueños despiertos» y «Si tiramos la toalla que sea ‘pa’ ducharnos juntos»). El caso es que el Ayuntamiento ha escogido una, para colocar en el lugar más visible de los reservados para la intervención, en el que ha cometido un clamoroso error.

La frase en cuestión es «Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma» y se la atribuyen, erróneamente, a Nelson Mandela. Estos versos son los finales del poema Invictus de William Henry Henley, y dice así:

Más allá de la noche que me cubre,
negra como el abismo insondable,
agradezco a los dioses si existen,
por mi alma inconquistable.
Caído en las garras de la circunstancia
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de ira y llantos,
frecuenta el horror de la sombra,
aun así la amenaza de los años
me encuentra y me encontrará sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
Cuan cargada de castigos la sentencia,
soy el dueño de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

Y es que en los últimos tiempos se ha tomado la mala costumbre de atribuir autorías de frases con fuerte componente ideológico o motivador a personas con buena imagen entre el público en general. Como ejemplo podemos encontrar el “Ladran, luego cabalgamos” (muy rimbombante y usada, pero nunca dicha o escrita por Cervantes en el Quijote), “Primero fueron los judíos…” de Niemöller atribuido a Bertol Brecht (confundido quizá porque los nazis quemaron sus libros, por sus ideas comunistas) o “Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas”, que atribuyen a Churchill (político muy muy de derechas, pero que nunca dijo esa frase).

Puestos a jugar al juego de equívocos de atribuir frases que nos cuadran a personajes que nos gusten, personalmente abogaría por crear talleres de frases propias y pensar, después de un estudio de la personalidad y carácter del personaje, a quién podríamos endosarlas.

Os animo a participar en este emocionante juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s