Las brujas de Zugarramurdi, de Álex de la Iglesia

Ayer terminamos de ver la última película de Álex de la Iglesia. Es un director al que he seguido con interés desde que, de manera sorpresiva, sacó una “Acción mutante” brillante con poco presupuesto, mucha imaginación y mucho humor canalla.

Tras esa fantasía futurista llegó la recordada El día de la bestia, la magnífica La Comunidad, la inquietante Muertos de risa y la interesante 800 balas (alternadas de otras películas que, en fin, mejor no comentamos).

El caso es que Álex de la Iglesia se maneja mejor cuando realiza grandes películas que cuando realiza películas grandes. Y así considero Las brujas de Zugarramurdi. Una película grande: con gran presupuesto, grandes actores, grandes expectativas y, para mí, pequeños resultados.

Supongo que será por la gestión de expectativas que la película me haya parecido floja. A pesar de que los primeros 3/4 de la cinta son amenos (si pasas por alto el nivel de sexismo imperante en todo el film) e incluso, por momentos, divertidos. Pero llega un punto, al final, en el que parece que haya querido terminar todo deprisa y corriendo, en el que dejas de prestar atención a la conclusión de la historia. Ya no importa, lo mejor ha pasado.

Como le pasó en Balada triste de trompeta, las expectativas puestas en función de la presentación de personajes y potencialidades de la historia, te condicionan cuando ves que no cuaja como relato,  narrativamente.

Una lástima. De todos modos, para pasar la tarde no está mal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s